Díaz: La desaparición de personas sin causa aparente es un drama familiar

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha calificado hoy como un "drama familiar" la desaparición de personas sin causa aparente, que constituye una prioridad para los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado como lo demuestra la "alta resolución" de denuncias en esta materia desde 2009.

Así lo ha asegurado el titular de Interior en el pleno del Senado en respuesta a una interpelación del portavoz de Interior de la Entesa en la Cámara Alta, Rafel Bruguera, para pedir al Gobierno una mejora de los procedimientos de búsqueda de personas desaparecidas sin causa aparente y de apoyo a sus familiares.

Fernández Díaz ha señalado que esta problemática tiene "una gran trascendencia social porque detrás de cada persona sin causa aparente hay una familia sufriendo" y ha agregado que este "drama familiar" solo se cura cuando se produce el encuentro o cuando se sabe lo que ha sucedido con el ser querido.

En relación con la resolución de la desaparición, el responsable de Interior ha coincidido con el senador interpelante en que las primeras horas son "cruciales" para la resolución favorable, y ha emplazado, en caso de que no se resuelva pronto el problema, a mantener abierta la investigación durante todo el tiempo que sea preciso.

El ministro ha valorado la acción de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en esta materia sobre todo, ha añadido, desde la adopción en 2009 del protocolo de actuación policial en este ámbito con la creación de unidades especializadas tanto en la Policía Nacional como en la Guardia Civil.

Fernández Díaz ha precisado que desde la puesta en marcha de la base de datos de personas desaparecidas y cadáveres sin identificar por parte de los cuerpos y fuerza de seguridad del Estado el 1 de enero de 2010 hasta el pasado 11 de enero, se han registrado 29.607 denuncias, de las cuales 27.279 se han resuelto satisfactoriamente, lo que constituye más del 92 por ciento de los casos.

Ha recordado los casos que suponen un alto riesgo de desaparición como son los de menores, los mayores de edad con comportamientos delictivos, las personas que constituyen un peligro para terceros, las personas que presentan una deficiencia física o mental, aquellas que siguen un tratamiento medico y también las personas que haya sido víctimas de violencia de genero.

El responsable de Interior ha anunciado, además, que el Gobierno avanzará en la coordinación con los servicios autonómicos de salud mediante la incorporación de los datos de personas hospitalizadas sin identificar en la base de datos de la policía, así como en la puesta en marcha de un sistema de alerta por desaparición de alto riesgo.

Por su parte, Bruguera ha instado al Gobierno a avanzar en esta problemática dado que "existe margen de mejora", por lo que ha pedido al ministro que interceda ante el grupo popular para que apoye la moción que se producirá en esta materia en el próximo pleno del Senado, un proyecto para el que Fernández Díaz ha reclamado el consenso de todos los grupos.

El senador por Girona ha recordado que la ausencia de la persona desaparecida produce dolor, angustia y desesperación en los familiares a causa de la incertidumbre, la falta de noticias y la inseguridad jurídica.

Bruguera ha pedido al responsable de Interior que aplique mecanismos de prevención a la población de riesgo, que regule jurídicamente la ausencia, que mejore la búsqueda de la persona desaparecida dentro de las competencias policiales, y que otorgue asistencia a los familiares y las asociaciones que los representan.

El perfil de la persona desaparecida es, según el senador de la Entesa, el de una persona en edad avanzada, con un cuadro de demencia progresivo o con una enfermedad mental, que sale de su casa diariamente para realizar una gestión pero que no regresa al domicilio, y aquí, ha agregado, "empieza el calvario de la familia".

En la actualidad, existen más de 14.000 personas desaparecidas sin causa aparente, según datos de la Asociación Inter-SOS. EFE

 

Fuente: Hoy