lun

05

mar

2012

Niños perdidos

Fuente: cadenaser.com


En casi todos los casos las familias buscan desesperadamente la forma de encontrarlos, muchas veces se consigue dar con el paradero, con mayor o menor suerte, otras muchas desaparecen y nunca vuelven a encontrarse.


Hoy hemos conocido la noticia de la reactivación de la búsqueda de Yeremi Vargas, el niño canario de Vecindario que desapareció en el año 2007 cuanto tenía ocho años. Del momento de su desaparición sabemos muy pocos datos, la ropa que llevaba puesta y que estaba en la calle jugando con sus primos. Ahora la guardia Civil aporta nuevos datos y pide la colaboración ciudadana para intentar hallar datos que ayuden en la investigación.


Hablamos con el Coronel Manuel Llamas, jefe del departamento de Delincuencia Organizada y Drogas de la Unidad de Coordinación Operativa de la Guardia Civil y nos dice que el caso ha llegado a un punto de inflexión que "exigiría un impulso para la retroalimentación". Este tipo de casos por su duración "pueden caer en el olvido". Y señala que el echo de que coincidiera la desaparición en el fin de semana de carnavales, "hizo perder mucho tiempo" por la cantidad de gente que se desplaza en estas fechas.


Felix Macgrier Ríos, es criminólogo y señala como elemento de gran importancia que se extienda una fotografía envejecida por ordenador de la imagen del niño. "Los expertos dicen que las imágenes envejecidas hay que hacerlas entre los tres y cinco años" y continúa diciendo que "el niño va a parecerse más a la imagen envejecida que a la antigua". Es importante enseñar ambas imágenes juntas.


Son muchos los casos de personas que desaparecen, el último caso los niños de Córdoba, Ruth y José que desaparecieron el pasado 8 de octubre en un parque de Córdoba cuando están bajo la custodia de su padre. Desde ese día nada se sabe de ellos, pese a la investigación que ha rastreado todos los lugares en los que supuestamente estuvieron los niños ese día. Hemos hablando con Luisa Vera, madre de Cristina Bergua, una chica de desapareció en 1997 en Cornellá, cuando tenía 17 años. Luisa dice que "las familias queremos saber", nunca pierden la esperanza de buscar y encontrar a sus familiares, "buscamos un ser vivo no un objeto".

Para Flor Bellver psicóloga y Presidenta de Inter-sos, Asociación de Familiares de personas desaparecidas sin causa aparente "lo peor es la incertidumbre", las familias quieren saber, "ojalá existieran más medios para investigar"


LAS 21:00 -LAS DESAPARICIONES DE MENORES-.